miércoles, 25 de mayo de 2016


 Las Aventuras de Lana



Al voltear el rostro, Lana sintió un escalofrío que le paralizó todo su cuerpo, frente a ella encontró unos afilados colmillos dentro de unas fauces que sin dificultad destrozarían su cuerpo; un enorme lobo gris la miraba con ojos que parecían haber salido de una película de terror, ella apenas era del tamaño de su cabeza; el lobo, con su mirada malévola la tenía totalmente petrificada; con dificultad, Lana separó los ojos del gran lobo y vio que no estaba solo, atrás de el más de 7 lobos gruñían y le mostraban sus colmillos, mientras otros lobos estaban ya rodeándola. Lana estaba consciente de que la atacaría y seguramente nunca regresaría a su casita.
(extracto de Las Aventuras de Lana)


Las Aventuras de Lana: de venta en librerías Gandhi

No hay comentarios:

Publicar un comentario